Melanie González García. Psicóloga experta en Coaching y mentora de mujeres comprometidas.

Carta Al Gran Amor de mi Vida

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp

Carta al Gran Amor de mi vida.  ¿Qué decirte en estos momentos? Querido amor de mi vida, ante todo quiero disculparme, disculparme por no haber sabido valorarte hasta el día de hoy.

Pedirte disculpas por haberme empeñado en darle lo que te pertenecía a tanta gente que no lo merecía… he estado muchos años dando amor a personas que quizá no sabían apreciarlo sin saber que ese amor lo merecías tú.  He estado muchos años sufriendo, y a la vez haciéndote sufrir a ti por verme así…

Reconozco que no te he valorado, reconozco que no he sabido buscarte, reconozco que no he sabido encontrarte, reconozco que no he sabido esperarte.  Siempre he sido muy dura, crítica contigo, siempre he esperado más de ti, te he juzgado, infravalorado, incluso a veces despreciado y a día de hoy me doy cuenta que he sido muy injusta.

No he sabido apreciar tu autenticidad, tu valía, tu amor incondicional hacia mí, y por todo esto me considero una desagradecida. Me empeñé tantas veces en regalar aquello que era tuyo…

Y, ¿a cambio de qué? De cuatro caricias, de cuatro palabras, de cuatro… no era consciente que el amor verdadero, que la grandeza solo podía recibirla de ti.

Pero te pido que me perdones porque no supe entender, no supe apreciar, no supe cuidar.  Nadie me lo enseñó, nadie me habló de ti, incluso en momentos de mi vida no sabía ni que existías… sabía que estaba vacía, sabía que me faltaba algo pero no te encontraba, no sabía cómo buscarte mi amor.

A día de hoy me he dado cuenta, lo he entendido, he entendido  que jamás estaré mejor cuidada, amada, valorada que por ti, que una vez que te amo a ti me encuentro a mí, que el amor incondicional es la conexión tan bonita que tengo contigo y el cómo me siento cuando estoy contigo.

Que los buenos momento de amor y paz sólo los vivo contigo, que tú eres la pureza, y que una vez entendido esto voy a hacer lo posible por cuidarte, amarte, valorarte y respetarte hasta el último día de mi vida.

Te prometo amor mío que jamás dejaré que nadie nunca te vuelva a hacer daño, que nadie te lastime pero sobretodo y principalmente YO, porque a día de hoy puedo entender que la persona que más daño te ha hecho he sido yo querida ALMA.

En el momento que me he reencontrado contigo, mi vida ha cobrado sentido… Querida Gran amor de mi vida.

¿Te gustó este post? Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on whatsapp

Lee otros artículos

Viviendo como «Walking Dead»

Viviendo como Walking Dead ¿Alguna vez has tenido la sensación de ir por la vida como una veleta? ¿Has tenido la sensación que no controlabas nada de tu vida? ¿Te

Mi verdadera esencia…

Mi verdadera esencia….  La verdad es que es difícil saber cuándo uno está siendo su propia esencia o sin embargo está siendo un actor o actriz que se está contando

¿Por qué me sigue pasando esto?

¿Por qué me sigue pasando esto? ¿Por qué siempre repito las mismas historias? ¿Hasta cuándo?   Estas son algunas de las cuestiones sobre nuestros patrones heredados. Por ejemplo, repetir historias de parejas

Deja un comentario

Cerrar menú
×