Melanie González García. Psicóloga experta en Coaching y mentora de mujeres comprometidas.

Mi verdadera esencia…

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp

Mi verdadera esencia….  La verdad es que es difícil saber cuándo uno está siendo su propia esencia o sin embargo está siendo un actor o actriz que se está contando una película.

Durante muchos años de mi vida he ido como viviendo diferentes escenas en mi vida, con diversos protagonistas y la verdad, sin entender muy bien de qué iba la película.

Me pasaban cosas como encontrar trabajo y jefas horribles que me desvalorizaban continuamente, tenía parejas no muy adecuadas para mí (según mi punto de vista) e incluso he tenido amigas algo tóxicas también para mí.

Supongo que sabes de qué te hablo por qué te habrá pasado también.  El caso es que vas viviendo estas situaciones y vas como esquivándolas como puedes, pensando que la gente es rara, que la gente te hace daño y no te estás enterando de nada, jejeje… si sé que fastidia pero es así.

Lo que más pena me da es que durante muchos años he vivido por y para agradar a los otros, con una imagen de seguridad, de alta autoestima, vigilando siempre mi apariencia y realmente era todo una fachada, porqué realmente era una persona sensible, insegura, desvalorizada y con un control de mis emociones brutal, que no me permitía expresarlas por miedo a desmontarme.

Durante muchos años he dicho que era una persona mental, y sí que lo era, pero realmente esta no era yo, era mi ego, era mi falso yo.

Cuando comencé en el camino de la introspección, del desarrollo personal aluciné de encontrarme con una persona totalmente diferente a la imagen que me había creada para mí y para el mundo.

Me di cuenta que era una persona totalmente emotiva, con sentimientos, amorosa y que necesitaba amor de los demás.  Bajo esa fachada de chica dura había un corazoncito débil que necesitaba ser querida.

Realmente esa fue una de mis grandes liberaciones, poder darme el permiso de expresar mis emociones y sentirme vulnerable antes los demás y no juzgarme por ello.

Cuando me trabajé todos estos aspectos, mi autoestima (que sigo trabajándola ya que es el gran talón de Aquiles de todos los seres humanos), pude llegar a encontrar una paz, una calma, una tranquilidad que es imposible de describir.

Evidentemente tengo mis cosas y mis circunstancias en la vida no te voy a engañar, pero ¿sabes lo que es vivir el día a día, disfrutando de todos los momentos, con una sensación de paz, de tranquilidad y felicidad?

Pues todo ello lo he conseguido a través de trabajar mi interior, de hacer un camino de introspección y te invito a que tú también lo realices.

Por qué no hace falta tener problemas serios para querer crecer y ser mejor persona, simplemente has de tener ganas de encontrarte con tu esencia más pura, con tu alma y disfrutar la vida en cada momento.

Si esto te suena bien tienes que ver esta información que tengo para ti.  Sólo va a estar disponible unos días y ya tengo a 13 chicas que han pasado por ello que han encontrado su esencia más pura y son preciosas…

¿Te gustó este post? Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on whatsapp

Lee otros artículos

Ser o Hacer esa es la cuestión…

Ser o hacer… esa es la cuestión.  Esta semana ha salido un poco más tarde el artículo del blog porqué he estado unos días de desconexión en la playa. La

¿Amar o querer? Esa es la cuestión.

¿Amar o querer? Esa es la cuestión.  Hace unos días cuando entré en la red Social Linkedin vi un post de Borja Vilaseca, un profesional que me gusta mucho.  Él

¿Por qué no puedo avanzar?

¿Por qué no puedo avanzar?  Me había preguntado esto tantas veces.  Siempre fui una apasionada de la terapia, de los cursos, de todo el crecimiento personal en general. Habían pasado

Deja un comentario

Cerrar menú
×